Fisuras

Todo a la vez, fisura anal y hemorroides

¿Sabéis esa frase tan típica y escuchada por todo el mundo que dice: “Las desgracias nunca vienen solas”?

Pues efectivamente, yo lo acabo de comprobar por culpa de unas maravillosas y dolorosas fisuras anales y hemorroides. Por supuesto que ya estoy en tratamientos para eliminar ambas cosas, pero mientras dure esta situación, aprovecho para contar mi experiencia.

Todo esto viene desembocado por mi embarazo. Porque aunque todo el mundo diga que es habitual que las embarazadas sufran hemorroides, yo por unos meses pensaba que me iba a librar y que sería la excepción que confirma la regla, pero desgraciadamente no ha sido así. Y además con premio doble ya que todavía no sé porqué, pero también tengo fisuras anales. En plural, sí. La doctora me ha dicho que no es solo una, sino que son varias fisuras anales y hemorroides, por eso me siento así de dolorida.

Ahora no sé si tengo más ganas de dar a luz, o de terminar con las fisuras anales y hemorroides. Aunque después de tantos meses de embarazo, creo que las ganas están igualadas, solo quiero descansar y dejar de pensar que me duele aquí y allá.

Seamos positivas, ya queda menos de todo, y aunque el final sea lo más duro, será el final.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Most Popular

To Top